Las ferias son un medio importante para la promoción de cualquier tipo de empresa, es tan fundamental, que hay determinados sectores que no eres nadie si no acudes a las ferias destacadas. Este tipo de eventos, se desarrollan en diferentes ciudades, ya sean en el territorio nacional, europeo o internacional, son imprescindibles para ampliar tu agenda de contactos para que tu negocio siga prosperando.

Las marcas se encargan de construir su stand dentro de los recintos feriales,  los stands son perfectos para llamar la atención de los asistentes y resaltar tu producto, con el principal objetivo de captar el interés de los participantes y conseguir más contactos. Dentro de los stands hay una parte fundamental, los expositores, que son la última llamada a la acción, y están pensados estrategicamente para aumentar la visibilidad.

Hoy te vamos a repasar algunos aspectos importantes que debe tener un expositor para ferias.

#1. Visibilidad: Conseguir que se fijen en ti

En una feria lo normal es que haya muchos stands que reclaman la atención de los visitantes, además de: regalos, folletos, luces, rótulos y colores por doquier que quieren captar el interés de los asistentes. Por eso, es muy habitual que los visitantes realicen el recorrido alternado, sin seguir la ruta señalada o el número de stand, además, hay muchas personas que únicamente visitan el espacio que les interesa.

Por tanto, no puedes confiar en que los visitantes acabarán pasando por el stand, debes atraerlos a ti con unos reclamos atractivos. Un stand con un buen diseño, seductor, que destaque sobre el resto, que llame a acercarse y que capte la atención, es imprescindible. En este punto, es donde entran los expositores, que juegan un importante papel en esta llamada de atención al público, ya que, sus colores, formas, colocación y la información que destacan son determinantes para captar a los visitantes.

Te aconsejamos seguir la misma línea de estilo para el stand y los expositores así, todo tu espacio tendrá una armonía perfecta. Cuando hayas conseguido un diseño perfecto, el resto es trabajo de tus comerciales, ahora son ellos los que deben conseguir que esa atención que se ha logrado al conquistar al visitante por la vista, se mantenga.

#2. Orden: Encontrar todo a la primera cuando hay multitudes

En un stand el espacio es muy limitado y por eso el orden es fundamental para poder encontrar toda la información de manera rápida. Los expositores son claves para tener todo el espacio ordenado, puedes hacerlo de varias formas, nosotros te presentamos algunas de las más habituales:

  • Expositores con información a disposición del público. Se colocan en lugares accesibles para los visitantes con la intención que puedan coger ellos mismos la información que necesitan. Deben de ser llamativos y estar bien organizados para que tu público consiga el folleto que necesita.
  • Expositores muebles. Son mesas, estanterías y otros expositores con formas que completan el mobiliario del stand. Son más prácticos que los muebles convencionales, ya que facilitan el transporte y permiten tener todo el material ordenado.
  • Expositores a disposición de los comerciales. Son expositores en los que hay regalos promocionales, información, catálogos más selectos, etc. A ellos solo acceden los comerciales de manera rápida para poder ofrecer a cada visitante aquello que les solicita. Aunque no estén al alcance de las manos, sí deben estar al alcance de la vista y se deben cuidar para que resulten un buen reclamo.
  • Expositores de mostrador. Los típicos expositores de mesa con la información más relevante en los que el visitante puede elegir el folleto de manera directa, o bien puede ser información que le ofrecen los comerciales. Como estos no son tanto un reclamo visual como informativo, se debe de dar especial relevancia a las frases o información que incluyen de manera destacada.

#3. Ahorro: Abarata los costes sin renunciar a buenos expositores

El cartón es uno de los materiales más utilizados para los expositores, es así por su versatilidad, que te permite realizar todo tipo de formas y diseños, en cualquier tamaño y con funciones variadas. Pero, además, consigue abaratar los costes de una feria, sobre todo, en tres factores clave:

  • Es barato. Es un material económico pero con un aspecto impecable, un producto inigualable para la creación de todo tipo de expositores.
  • Pesa poco. Esto te permitirá un transporte muy sencillo desde las furgonetas o camiones hasta el stand, evitando pagar a más personas para este fin.
  • Es plegable. Los expositores de mayor tamaño pueden plegarse hasta quedar convertidos en una o varias piezas totalmente planas. Esto hace que no ocupen casi espacio y, por tanto, se reduzcan los costes de transporte respecto a lo que cuesta llevar elementos rígidos. Además, el plegado ofrece la opción de reutilizarlos, para ahorrar más.

Un buen expositor puede usarse en varias ferias sin problema, normalmente los expositores se diseñan para toda la temporada, aunque puede haber alguna feria dónde quieras destacar algún elemento distinto y necesites algo nuevo. Como al plegarlos no ocupan mucho espacio, tampoco supone un problema guardarlos entre fechas, otro factor importante de ahorro y ayuda en la logística de tu empresa.

Tu nombre

Tu Email (requerido)

Teléfono

Medidas standardMedidas personalizadas

Tu Mensaje

×