Cuando un cliente nos pide un expositor, una de las preguntas que más a menudo se presentan es sobre los materiales que se deben escoger para el producto. Antes de empezar se realiza un estudio en función del tipo de producto y del tipo de campaña que se va a desarrollar para poder decidir con sentido el material que vas a necesitar en tu expositor.

En este post te traemos varios materiales con los que te podemos ayudar. Contacta con nosotros para más información.

Expositores de cartón

El cartón es el material más utilizado generalmente para la fabricación de expositores. Tiene tantas ventajas, que es fácil entender que sea el más requerido por casi todos los clientes. Resulta más económico, es muy versátil, ecológico al cien por cien y permite todo tipo de acabados e impresiones.

Adopta formas diversas y puede servir tanto para fabricar expositores efímeros como otros más resistentes. Destinados a soportar mucho peso, como los tipo palet. Incluso se usa el cartón para la creación de mesas.

Prácticamente es un material útil para todo tipo de productos y todo tipo de expositores, sin importar el tamaño, el acabado o la resistencia.

Expositores metálicos

Los expositores metálicos suelen tener fines concretos, para productos específicos. Hablamos, por ejemplo, de los expositores con perchas para sujetar artículos como las gafas o la ropa interior empaquetada.

Al ser metálicos, cuentan con una durabilidad mayor, soportan los tirones sin deformaciones y siempre mantienen un aspecto impecable. Estos detalles favorecen su uso durante varios meses, con el objetivo de que se vean tan bien como el primer día. Algunos de estos expositores se convierten en mobiliario permanente de la tienda.

Son perfectos para mostrar toda la variedad de un catálogo y que el cliente pueda comparar de un vistazo todos los artículos para escoger los que más le gustan.

Expositores de plástico

El metacrilato y el plástico, por ejemplo, son dos elementos utilizados en expositores que necesitan mayor resistencia, debido a las características de los artículos que muestran. Por ejemplo, se utilizan con frecuencia para exponer productos de cosmética, suelen utilizarse mucho tiempo, se manchan con facilidad, por eso precisan poderse limpiar para que la vista sea impecable.

Siguiendo con el caso de los expositores de maquillajes, estos expositores ofrecen la posibilidad de insertar los “testers”, para que el cliente final pruebe el producto. Su uso constante, hace que sea necesario un material más resistente para evitar que la zona de exposición se dañe.

Ideal para conseguir expositores con un extra de resistencia, fáciles de limpiar, pensados para durar más tiempo en cualquier establecimiento.

Expositores que combinan materiales

Los expositores pueden combinar diferentes materiales, no es imprescindible que estén totalmente fabricados en un solo material. Por eso encontramos expositores que combinan el cartón con el metal, caso de los expositores con perchas para mostrar productos. O los que combinan el cartón con el metacrilato, con un exterior de cartón y estantes de plástico para garantizar mayor resistencia.

Al unir distintos materiales, se consiguen resultados más atractivos que afectarán en el resultado final del expositor. Un detalle que terminará repercutiendo en la elección de los clientes finales, ya que, llamará más o menos su atención.

En cuanto a los materiales, debes saber que el componente ecológico del cartón le aporta un beneficio extra, ya que, el cartón es el material más fácilmente reciclable, por eso, es que más nos gusta utilizar.

Los expositores que combinan diferentes materiales están pensados para cubrir necesidades concretas que el cartón puede satisfacer.

El diseño de los expositores

No solo hay que tener en cuenta el material con el que se fabrica el expositor, también el diseño que se realice. Ambas cosas suelen estar más unidas de lo que parece, ya que, el material se escoge en función de sus posibilidades frente al diseño y el tipo de producto que se va a promocionar.

En la fase de diseño, no solo se tiene en cuenta el aspecto práctico, es decir, la forma, la dureza o la resistencia del expositor o la forma que beneficia más al producto.

También se tiene en cuenta el aspecto plenamente estético del resultado final. Se trabaja para que los acabados sean atractivos y el expositor consiga llamar la atención de los posibles compradores por su forma o sus colores. Este es el caso de los expositores de cartón con troquelados, o los metálicos que incorporan formas llamativas que los hace destacar entre la gran mayoría.

La calidad de la impresión

Por último, la calidad de la impresión también se debe tener en cuenta, cuando se escoge un expositor, el material es importante, pero los productos que la gente verá sobre ellos también. Escoge a los profesionales que sepan diferenciar entre los tipos de impresión y te sepan aportar los detalles que mejor encajan con cada solución, cuenta con nuestro equipo.

Todo hará que el trabajo se vea más elegante y cumpla con la misión que tiene: llamar la atención de los posibles compradores en cualquier espacio de venta.

Tu nombre

Tu Email (requerido)

Teléfono

Medidas standardMedidas personalizadas

Tu Mensaje

×