Los expositores automáticos son aquellos que se montan en cuestión de segundos, desmontados ocupan poco espacio y a penas pesan. Con pocos movimientos durante su montaje, encontramos un expositor perfecto que puede ser de gran tamaño, como ocurre en el caso de los grandes expositores automáticos para packs de bebidas. El montaje de los expositores deja de ser una excusa para no llevar a cabo las campañas por parte de los establecimientos, cuando les toca a ellos el montaje. Por otro lado, también facilitan las acciones en las que cada marca monta el expositor automático para realizar campañas presenciales.

El material de estos expositores suele ser principalmente el cartón, pero esto no significa que los puedas encontrar fabricados con otros materiales plásticos ligeros y resistentes. La gran versatilidad de sus materiales, permite crear expositores de gran tamaño, con fuerza y una gran resistencia, aptos para todo tipo de artículos y a precios competitivos, algo que se valora positivamente cuando se necesitan un gran número de ellos para campañas que se desarrollan en varios puntos distintos al mismo tiempo.

Expositores automáticos para presentaciones

Los expositores automáticos son perfectos para todo tipo de presentaciones. En ellos se puede incluir información para el público asistente, productos de muestra si es una presentación comercial o como atril para que los oradores hablen mientras la marca o el producto que patrocina la charla o evento se situa en el espacio más visible.

Las mesas que se pliegan y se despliegan de manera automática sirven para conferencias en lugares en los que generalmente no se producen este tipo de eventos y que no cuentan con el mobiliario necesario. Con solo una mesa de expositor automático y un par de sillas se da acomodo a los ponentes y se consigue publicitar la marca que se quiere promocionar.

Este tipo de mesas también son ideales para llamar la atención en la entrada de conferencias con el objetivo de dar información a los asistentes, ofrecerles muestras de productos o incluso comprobar las credenciales de los asistentes cuando son actos con invitación previa. Sus posibilidades son infinitas, además como son ligeras y fáciles de transportar, valen para muchas ocasiones, lo que las convierte en elementos económicos.

Expositores automáticos para ferias

Los expositores automáticos para ferias son la mejor manera de amueblar un stand de feria con las características de marca que se deseen. Además de que el coste de estos expositores es inferior a otros muebles, también se ahorra mucho dinero en el transporte gracias a su ligereza y el poco espacio que ocupan.

Las mesas expositoras son perfectas para realizar las funciones de mostrador mientras, los expositores de gran tamaño pueden funcionar como estanterías, completan el conjunto permitiendo que los visitantes tengan a mano información y folletos.

Esta opción para ferias es muy ecológica, ya que su fabricación con materiales resistentes hace que puedas reutilizar muchas veces el expositor. Una buena manera de cuidar el medio ambiente, de ahorrar costes y de conseguir un stand personalizado, muy llamativo que atraerá a los visitantes y también cumplirá con las funciones que necesites de un puesto de este tipo.

Expositores automáticos para campañas en supermercados

Los expositores automáticos también se pueden utilizar en varias campañas desarrolladas en grandes superficies o en supermercados. Para su inserción en estos espacios, te presentamos los dos tipos de expositor que más llaman la atención de los clientes:

  • Mesas de degustación. Uno de los expositores más utilizados cuando se trata de productos de alimentación, ya que, a todo el mundo le gusta probar algo nuevo, sobre todo si hablamos de dulces o de golosinas. Las campañas con mesas de degustación suelen encaminarse a promocionar nuevos productos que compiten duramente con marcas ya establecidas. Al ofrecer al cliente la posibilidad de probar el artículo antes de comprarlo, se facilita que este salga de dudas respecto a sus gustos, de modo que si el producto le gusta, puede hacer que aumenten las ventas.
  • Mesas de promociones. Son mesas en las que se ofrece información, vales de descuento para un producto, realizar concursos y juegos con los compradores o se regala a los compradores todo tipo de objetos promocionales. Al hacerlo de manera directa es más fácil que el cliente acabe comprando, ya que si dejas las promociones en un pequeño espacio, puede que el cliente no la vea y termine por no comprar tu producto. Se utilizan sobre todo para productos que ya tienen algún recorrido, o en marcas ya reconocidas que realizan un nuevo lanzamiento. Cuando se trata de artículos nuevos estas mesas de promoción pueden servir para dar información sobre los usos y ventajas de dicho producto respecto a la competencia.

Si tienes cualquier tipo de duda sobre los expositores automáticos, no te preocupes, contacta con nosotros para saber más y visita nuestra página de expositores para descubrir todos los modelos que hemos confeccionado.

Tu nombre

Tu Email (requerido)

Teléfono

Medidas standardMedidas personalizadas

Tu Mensaje

×