Las ferias son acontecimientos de gran importancia para muchos sectores empresariales de nuestro país y de otros muchos. En las ferias se puede dar a conocer el producto, contactar con distribuidores, con posibles clientes directos dependiendo del tipo de feria de la que estemos hablando y también con proveedores.

Muchos negocios importantes se gestan en las ferias y por eso hay que participar en gran número de ellas para darse a conocer y para conocer también el trabajo de la competencia, sabiendo así qué es lo que se ofrece, que novedades se mueven por el sector y qué está reclamando el cliente. Todo de primera mano y sin que nadie lo cuente.

Evidentemente, ir a las ferias acarrea un coste económico, ya que un stand cuesta dinero, el desplazamiento a la feria cuesta dinero y el transporte de todo lo que allí se va a ver también. Por eso, si podemos ahorrar en algo va a ser fundamental hacerlo. Y podemos ahorrar recurriendo al mobiliario de cartón.

Además de resultar más barato fabricar estos muebles de cartón también abultan menos y pesan muy poco. Incluso es posible trasladar la mayoría de ellos en vehículos particulares. Vamos a conocer algo más sobre estos muebles de cartón pensados para ferias.

 

  • Estanterías de cartón

 

Las estanterías, sobre todo las que funcionan también como expositores, son básicas en una feria. En ellas se pueden colocar, por ejemplo, todos los catálogos de la empresa para que la gente pueda coger aquellos que más le interesan. En lugar de una estantería convencional se puede utilizar un expositor tipo tótem, que hará las mismas funciones y que puede personalizarse todavía más, quedando llamativo además de práctico.

También puede haber estanterías en el interior del stand para poder colocar catálogos de repuesto, material para uso interno o para separar espacios en el interior de nuestra zona en la feria. Es importante que las estanterías y expositores sigan una misma línea, ya que si utilizamos modelos diferentes acabará pareciendo algo improvisado y con muy poco gusto. Una buena estética es muy importante para lograr dar la mejor impresión a los posibles clientes o a los visitantes de la feria que, tal vez, se acerquen atraídos por la estética y acaben conquistados por el contenido.

 

  • Sala de cartón

 

Dependiendo del tipo de feria a la que se acuda puede haber un espacio habilitado para hablar con posibles clientes o proveedores con tranquilidad y en una cierta intimidad. Para eso, necesitaremos un espacio que tenga una cierta separación del promocional. Para crear una imagen de sala informal de reuniones vamos a necesitar un biombo de cartón con la publicidad de la empresa, por supuesto.

Lograda la dosis necesaria de intimidad, el mobiliario de este espacio también puede estar fabricado en cartón corrugado, desde los asientos hasta la mesita de centro en la que se pueden colocar todas las informaciones y que usaremos para poner la carpeta o los dossieres que se quieren mostrar.

Los muebles pueden tener elementos publicitarios, como el logo de la empresa o pueden ser del color corporativo, pero sin ningún tipo de dibujo. Cualquiera de las dos opciones quedará muy bien. En esta sala de cartón también puede haber elementos como una planta, que darán sensación de confort y que harán que el espacio se vea menos provisional y un poco más cálido.

 

  • Mostradores de cartón

 

Dependiendo de cómo sean los espacios en las ferias lo habitual es que haya ya un mobiliario básico, como un mostrador para poder atender a los clientes. Pero a veces, el mostrador solo ocupa una zona y resulta insuficiente, debiendo de buscar algunas alternativas.

Los mostradores de cartón o mesas en cartón permiten crear espacio diferentes en el mismo stand. Por ejemplo, los visitantes pueden pasar al interior y ser atendidos en dos o tres mostradores diferentes en función de lo que estén buscando. Esto es muy utilizado por las empresas que tienen distintos productos estrella y que saben que los potenciales clientes normalmente se acercan atraídos por uno de ellos.

 

  • Todo tipo de expositores en cartón

 

Evidentemente, los expositores de cartón son imprescindibles en cualquier feria. En todos los tamaños y de todos los modelos, los expositores siempre tienen una gran utilidad. Se van a usar sobre todo los que se colocan sobre el mostrador, pero también los totems de gran tamaño que, como ya hemos visto, pueden usarse a modo de estanterías.

Los expositores en el mostrador permiten que los visitantes puedan tomar la información que más les interesa de forma libre y preguntar si quieren más datos sobre lo que están viendo. Así, se sentirán libres de investigar y curiosear sin que se les esté, desde un primer momento, haciendo preguntas o dándoles a conocer ofertas que, tal vez, no les interesan.

Tu nombre

Tu Email (requerido)

Teléfono

Medidas standardMedidas personalizadas

Tu Mensaje

×