Garoo expositores de carton, box palets y plv publicitarios.

Llamanos: +(34) 961 128 416
6th Ago 2018 |

Si hay algo imprescindible en las ferias es el mobiliario. Normalmente, cuando se da un stand en una feria este tiene algunos elementos básicos, como un mostrador y tal vez un par de sillas. Pero el resto tiene que llevarlo la empresa que va a promocionarse.

En las ferias se busca abrir mercados, conseguir nuevos clientes o incluso contactar con distribuidores. En definitiva, se trabaja para aumentar ganancias. Por eso es bueno realizar una inversión en mobiliario que realmente nos ayude a hacerlo de forma efectiva y, a la vez, reduciendo los costes que no son necesarios y que solo restan ganancias.

Por todo lo dicho, el mobiliario para ferias tiene que cumplir con unos requisitos muy especiales para ser el más adecuado para este fin y el mobiliario para ferias de cartón que os ofrecemos desde Garoo lo hacen.

Requisitos esenciales para que tu stand sea óptimo:

      • Debe de ser ligero

El mobiliario para ferias debe de ser ligero ya que estamos hablando de algo que hay que montar muy rápido, en un espacio reducido y tal vez mover varias veces. Esto es así porque el espacio de los stands de las ferias son tan pequeños que muchas veces es necesario mover un expositor para poder entrar y salir del interior o para acceder a la zona en la que se almacena el material.

Además es necesario que sean ligeros para poder trasladarlos desde la zona de descarga hasta el interior del recinto ferial con la menor mano de obra posible, ahorrando así los costes de tener que contratar a varias personas que carguen con materiales de más peso. Si es posible que todo sea llevado por la misma persona que lo transporta el precio se verá muy reducido y esto ayudará a que la feria sea un éxito mayor.

      • Ocupar poco espacio

Los expositores se tienen que trasladar y lo ideal es que no haga falta un gran vehículo para hacerlo. La mayoría de los transportistas cobran en función del tamaño del bulto y también de su peso, por lo cual cuánto más podamos reducir ambas cosas mejor.

Si los expositores son plegables serán muy fáciles de guardar y podrán ocupar muy poco espacio al doblarse fácilmente. Para este fin es muy bueno el cartón, que tampoco tiene mucho peso y por tanto, ayudará a que los costes del transporte se abaraten. También facilita a que una persona pueda llevar, en caso de ser necesario, material extra en un coche particular fácilmente.

      • Ser llamativo

Evidentemente, si un expositor no es capaz de captar la atención de quienes pasan por su lado o, al menos, del grupo de personas al que pretende dirigirse, podríamos decir que es totalmente inútil. ¿Para qué queremos un expositor que muestre lo que estamos vendiendo si nadie se para a mirarlo? No recibirán el mensaje que queremos darles.

Un buen expositor de cartón está diseñado para atraer la vista de la gente que pasa incluso en un ambiente con el de las ferias en el que todo está pensado para llamar la atención y la vista se encuentra ante cientos de reclamos a un mismo tiempo. Se trata de un reto bastante difícil, ya que además de llamar la atención también tiene que respetar determinados factores como la imagen corporativa de la empresa o del producto que quiere promocionar, pero para un buen diseñador tiene que ser alcanzable y es claramente exigible.

      • Resultar muy útil

Tienen que ser muebles muy versátiles, que tengan, por ejemplo, una zona de almacenaje en la que poder colocar una gran cantidad de catálogos para ir rellenando los estantes en los que están expuestos. Y quién dice catálogos dice cualquier otro objeto que haya que tener en la feria en grandes cantidades y que siempre sea útil tener a mano.

Los grandes expositores de pie con espacio detrás para almacenaje consiguen dos funciones importantes, por un lado un sitio en el que colocar todo este material sin que ocupe más sitio en el reducido stand y por otro, que su peso le de una estabilidad mayor al expositor que así no se caerá fácilmente si lo golpeamos sin querer con el trajín de la actividad diaria.

      • Ser reutilizable

Si el mobiliario para ferias cumple con los requisitos que hemos visto pero solo nos vale para un uso estaremos ante un capricho bastante caro. Es cierto que podría parecer tentador acabar la feria y dejar todo el el contenedor del papel, pero lo cierto es que o bien estaríamos gastando demasiado dinero o bien estaríamos ante un mobiliario de tan mala calidad que no daría la mejor imagen en nuestro stand.

Por eso, hay que buscar un equilibrio entre el precio, calidad e imagen y optar por mobiliario para ferias de cartón, pero reutilizable. Para esto apostamos por cartones plastificados, que tienen mucha vida por delante o incluso reforzados con otros materiales como el metacrilato.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.