Existen muchos tipos distintos de expositores, uno de los principales elementos diferenciadores son las funciones que pueden tener, como por ejemplo, pueden ser meros instrumentos informativos, que contienen folletos con ofertas o  información comercial, hasta los que se utilizan directamente para venta, son los más habituales.

Los expositores de carácter informativo suelen ser muy parecidos, unicamenta varía el tamaño según los folletos que contiene, no cuenta con más características especiales, más allá de las que le otorga su aspecto, creado por los especialistas en diseño gráfico. En cuanto a los expositores comerciales, el diseño gráfico es también fundamental, pero antes de elegir esto, te aconsejamos que decidas el tipo de expositor que encaja mejor con el producto y la campaña que vas a desarrollar.

La selección del expositor es una de las partes más importantes de la campaña comercial, para elegirlo hay que hacerse algunas preguntas clave que te ayudarán a tomar la mejor decisión.

#1. ¿Dónde se va a colocar el expositor?

Es importante conocer el lugar en el que va a estar situado el expositor, sobre todo, para decir el estilo del diseño. No es lo mismo un expositor para un lineal de supermercado, que suelen tener unas medidas más ajustadas al entorno, que un expositor pensado para estar en el centro de una gran superficie con una campaña de gran impacto, en cuyo caso se suele apostar por los tótems, muy visibles y llamativos.

En cambio, cuando se crean expositores en pequeños comercios son de un tamaño inferior, para que de este modo, puedan colocarse en el mostrador de ventas o en las estanterías situadas a la vista de los clientes que entran a comprar. Esto se hace porque los comercios pequeños no tienen mucho espacio, y un expositor demasiado grande corre el riesgo de resultar molesto y que el comerciante decida no insertarlo porque molesta.

#2. ¿Cuánto tiempo va a estar en la localización?

Cuando decides encargar un expositor, es para que este cumpla perfectamente su cometido, ya sea informar o vender, pero también debes tener en cuenta el tiempo que vas a dejarlo en el espacio que has decidido. Concretar esto, te ayudará a ahorrar costes, debido a que un expositor para una campaña muy corta no precisa ser tan resistente como uno para una campaña larga.

Es importante que durante el tiempo que el expositor está a la vista, se mantenga en buen estado y resulte atractivo, en todo momento, pero hay casos en los que este tiempo es tan breve que se pueden utilizar otros materiales más económicos.

Algunos ejemplos muy claros son los expositores de un solo uso, que también sirven como caja de transporte del producto y que se abren para colocarse en el lugar indicado. Este tipo de expositores son aquellos que se desechan una vez se vacían, el material es el más económico y además, siempre mantiene un aspecto atractivo.

En el otro extremo, estarían los expositores permanentes, fabricados con materiales más resistentes, ya que, estos se pueden tener siempre en tienda, dado que se rellenan una y otra vez con los artículos de la marca.

#3. ¿Qué tipo de producto contiene?

El tipo de producto que va a contener el expositor tiene una gran importancia en el momento de escoger la forma exterior, la distribución interior e incluso, su tamaño. Por ejemplo, si el expositor contiene chocolatinas, que no necesitan nada más que una caja, no será del mismo estilo que otro expositor que va a contener gafas, ya que, este precisará de unas características distintas, que permitan que las gafas se puedan ver y probar fácilmente.

Tampoco será igual un expositor que va a contener artículos con poco peso y que no necesita materiales de resistencia especial, que otro que soporta elementos pesados, para los cuales suelen utilizarse tótems con una estructura muy cuidada. También hay ciertos artículos que precisan expositores con perchas metálicas para colgar los envases, que resultan muy prácticos para poder reponer y tener siempre artículos disponibles. O expositores con una base en la que se puedan encajar los artículos y que queden sujetos, de este modo estarán más visibles y se pueden elegir fácilmente, como sucede por ejemplo, con los testers de cosmética.

#4. ¿Necesitas alguna otra característica especial?

Algunas empresas necesitan características especiales para sus productos, ya sea por la forma, el diseño del producto o las políticas internas. Las marcas que se dedican al sector del lujo, solo utilizan expositores de alta gama y los mejores acabados, aunque sean para una campaña breve, ya que su imagen exige ciertos materiales.  Si tu empresa, es de una imagen más ecológica, puede optar por expositores de cartón natural, esto te ayudará a transmitir una imagen más ECO.

Estos aspectos van a ser determinantes en el tipo de expositor y el diseño elegido para la campaña publicitaria. Es uno de los temas que se deben tener en cuenta antes de empezar, ya que, es a partir de estas características cuando se deben toman el resto de decisiones frente al expositor.

 

Contacta con nosotros para conseguir toda la información que necesitas, cuéntanos tu proyecto, te ayudaremos a elegir el diseño y el formato óptimo para ti.

 

Tu nombre

Tu Email (requerido)

Teléfono

Medidas standardMedidas personalizadas

Tu Mensaje

×