Garoo expositores de carton, box palets y plv publicitarios.

Llamanos: +(34) 961 124 992
25th Oct 2015 |

Una de las formas más efectivas de llamar la atención de los clientes con nuestros expositores es adaptando su diseño a las distintas fiestas del año, de forma que conseguiremos renovar nuestra imagen y conseguir más compradores.

Los expositores se pueden personalizar con cualquier motivo. Por una parte, podemos elegir un diseño que se ajuste a las necesidades y preferencias de nuestro público objetivo. Por ejemplo, si nuestro público objetivo son los niños, podemos ajustar la altura del expositor a la suya, utilizar colores vivos y diseños relacionados con los dibujos, que consigan que, con sólo un vistazo, capten que ese producto está dirigido a ellos.

permanentes

Por otra parte, podemos aprovechar y hacer expositores temáticos decorados con motivos de las fiestas anuales más importantes, que contribuirán a que tengamos más compradores y, además, darán un toque renovado a nuestra imagen. En estas fechas podemos aprovechar la cercanía de Halloween para emplear los colores naranjas y los motivos terroríficos, acompañando al consumidor a través de su experiencia y adaptándonos a cada momento del año.

En este sentido, podemos comenzar ya a plantearnos los diseños para nuestros expositores de Navidad, uno de los momentos en los que los compradores están más activos. La estrategia de adaptar los expositores a las fiestas es bastante habitual por parte de las marcas más exitosas, algo que demuestra que es una medida efectiva. Debemos tener en cuenta las características de nuestros productos, diferenciando si se trata de un producto de alimentación u otro tipo de producto que puede funcionar como regalo, para adquirir un expositor que se ajuste a sus características y consiga lograr su propósito.

Dependiendo del producto que comercialicemos, podemos aprovechar también otras fechas señaladas como los días del padre y de la madre, el día de los enamorados…, todo depende de nuestro producto y nuestro público.

Podemos personalizarlos como queramos, partiendo de algún expositor ofertado o incluso proyectando el que nos gustaría tener. A pesar de que pueda parecer un derroche, porque las fiestas pasan, podemos adquirir expositores de cartón más económicos o comprar expositores más resistentes y reutilizarlos con el retorno de las fiestas al año siguiente.

La clave del éxito de esta estrategia reside en que el consumidor asocia nuestro producto con la fecha señalada, y le presta más atención si considera que encaja con el tipo de compra que tiene pensado realizar.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.