Garoo expositores de carton, box palets y plv publicitarios.

Llamanos: +(34) 961 124 992
28th Ene 2016 |

Los displays publicitarios y los expositores, son una de nuestras principales herramientas a la hora de vender, especialmente en comercios minoristas. Los displays no son solamente un modo de sujetar nuestros productos. Aportan mucho más a nuestro negocio, y tienen un papel importante en la venta de los productos y en el fortalecimiento de nuestra marca. Se podría decir que los displays publicitarios son los vendedores silenciosos de nuestro producto.

Pero, ¿qué debemos tener en cuenta para idear un display publicitario? Deberíamos conseguir fidelizar, entretener y atraer a nuestros clientes, pero para esto antes debemos hacernos las preguntas adecuadas. Preguntarnos, dónde vamos a situar el display, si será un expositor de temporada, o si se pretende que tenga una duración más larga, que historia queremos transmitir y cual es la finalidad que pretendemos para nuestro display… Si conseguimos responder a estas preguntas nos será mucho más fácil dar con el diseño adecuado.

El primer objetivo de nuestro display es atraer la atención, si no conseguimos que los clientes se fijen en él, de nada nos servirá. Para conseguir esto tenemos diversos recursos, podemos incorporar elementos motorizados, los objetos en movimiento integrados en un entorno estático como lo es una tienda o un stand en una feria ayudan a centrar el foco de atención. Añadir luces de colores o intermitentes también nos pueden ayudar a centrar la atención, así como usar gráficos lenticulares que creen una apariencia de profundidad.

Una vez el consumidor ha puesto la atención es importante involucrarlo. Esto lo podemos conseguir añadiendo algún elemento interactivo: abrir una ventana, girar una rueda que muestra información oculta, tener algún tipo de cheque descuento que el cliente deba intercambiar…

Otro elemento interesante para entretener al cliente puede ser añadir un código QR que al escanearlo le dé más información sobre el producto. Pero debemos encontrar un equilibrio entre estos elementos, sobrecargar al cliente tampoco es buena idea, como tampoco lo es hacerle trabajar demasiado para conseguir informaciones básicos sobre aquello que intentamos vender. Dependiendo del producto expuesto en nuestro display publicitario y del entorno, tendremos que escoger qué elementos nos ayudan en nuestras intenciones y cuales están emborronando el objetivo final, osease conseguir la venta y que los consumidores sigan visitando nuestro espacio.

Esto son sólo algunos consejos para empezar a idear que tipo de expositor o display necesitamos, saber elegir es una de las tareas más importantes y desde Garoo le podemos asesorar para conseguir  el efecto deseado. Pero será la práctica y la observación la que nos vaya desvelando qué funciona mejor con nuestra clientela y nuestro producto.

man-318584_1920

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.